viernes, 13 de mayo de 2011

La añoranza

La añoranza es una herida profunda que se ha hecho salada
Los saltos de un pez fuera del agua
sobre las arenas de la playa
La molestia de los rayos penetrantes del sol entrando por las rendijas de la ventana

La añoranza
Es soñar despierto
Es un billete inválido en las manos del pasajero rezagado del Arca de Noé

La añoranza
Es nadar en la laguna de hielo
Es sentarse sobre el cráter con las alas de papel
Es andando descaminado

La añoranza
Es una ventanilla que ha quedado cerrada,
y del otro lado no se puede oír nada
excepto el zumbido de una mosca muriendo...


Amirhossein Daneshvar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada